Domino

domino logo

Juego de mesa Domino

Dominó por parejas

Descripción

El juego de dominó se compone de 28 fichas rectangulares, generalmente blancas por la cara y negras por el envés, con aquélla dividida en dos espacios cuadrados del mismo tamaño; en cada uno de estos espacios aparece una cantidad de puntos que van de cero (blanco) hasta 6 (aunque existen juegos donde llegan hasta el 9 e incluso hasta el 12).
Las fichas cubren todas las combinaciones posibles de estos números, siendo en total 28 en el juego más común. Existen, por lo tanto, 7 fichas diferentes para cada uno de los números (es decir, 7 fichas con el número 1, 7 con el 2, etc.); este concepto es importante para el juego de dominó. A las fichas que tienen el mismo número en ambos espacios se les llama dobles. Cada ficha tiene un valor igual a la suma de los puntos en sus espacios.

Más que a un juego concreto, la palabra dominó hace referencia a toda una familia de juegos que pueden ser practicados con estas fichas.
Generalmente la dinámica de estos juegos consiste en formar una cadena de fichas enlazadas mediante cuadrados iguales, con el objetivo genérico de colocar todas las fichas.

El juego de dominó más popular y en el que se desarrolla un mayor grado de estrategia es aquel en el que participan cuatro jugadores distribuidos por parejas.

Objetivo del juego

El objetivo del juego es alcanzar una determinada puntuación previamente prefijada, jugando para ello las manos que sean precisas; es habitual establecer un objetivo de 300 puntos.

Desarrollo del juego

Se juegan tantas manos como sean necesarias para alcanzar el nº de puntos prefijados, siguiendo en cada una de esas manos las siguientes reglas.

Inicio del juego

Los jugadores de cada pareja se colocan alternativamente alrededor de una mesa quedando en posiciones enfrentadas los miembros de cada pareja respectivamente.

En primer lugar se realiza el sorteo para decidir el jugador que comienza en la primera mano: se reparte una ficha a cada jugador, y sale quien tiene aquella que suma más puntos; en caso de empate se considera la que tenga mayor puntuación en uno de los lados.

En cada mano, se reparten todas las fichas (7 a cada jugador). Si algún jugador tiene más de 3 dobles, el reparto se repite.

Colocar las fichas

El jugador mano (el que empieza a jugar) coloca cualquier ficha sobre la mesa. Siguiendo el sentido contrario a las agujas del reloj, cada jugador coloca una ficha en uno de los extremos de la cadena, siempre que sea posible; en caso contrario debe pasar.

Las fichas van formando una cadena de modo que los extremos iguales de las fichas se colocan juntos, salvo las fichas dobles, que se colocan en dirección perpendicular a la cadena.

Jugadas obligadas

Cuando un jugador tiene una sola opción de colocar ficha, no debe demorarse en realizar la jugada tratando de transmitir una información engañosa a los rivales.

Final

Cada mano puede acabar por una de estas dos situaciones:

  • Cuando uno de los 4 jugadores coloca todas sus fichas: la mano es ganada por la pareja a la que pertenece dicho jugador.
  • Por cierre o tranca: cuando ninguno de los 4 jugadores puede seguir colocando ninguna de sus fichas. En este caso se suman los puntos de las fichas que no han sido jugadas por ambos jugadores de cada pareja, ganando aquella que totalice una suma menor. En caso de empate, la mano no cuenta a efectos de puntuación.

En cualquier caso, la pareja ganadora obtiene la suma de todos los puntos de las fichas que no han sido colocadas por los cuatro jugadores.

En sucesivas manos, comienza el jugador siguiente al que lo hizo en la mano anterior.

Vence la partida la pareja que alcanza la puntuación acordada.

Video explicativo de como jugar al domino

Comprar domino online

Si te ha gustado aqui te dejamos la historia y los juegos de la baraja de cartas española

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *